Este blog está dedicado al jabón casero, artesanal y natural. Después de meses de practicar y perfeccionar esta afición ya no tan nueva, me he decidido a compartir lo que sé y a enseñaros los resultados...

domingo, 1 de marzo de 2009

JABÓN DE CREMA DE COCO

Hoy me gustaría explicaros cómo hago mi jabón de crema de coco. Pero ante todo, habrá que decir qué es la crema de coco, para no crear equívocos.
La crema de coco es esto:

 
Si leemos la etiqueta, que suele venir en varios idiomas, vemos que en inglés es "coconut cream", en francés "lait de coco" y en español "leche de coco". Sin embargo, también llamamos leche de coco al jugo clarito que se obtiene directamente de la nuez de coco...de manera que a mí me gusta más la denominación inglesa. La "crema de coco", como la denominaré aquí, no es una sustancia obtenida directamente de la naturaleza (aunque no tenga aditivos artificiales), sino que resulta de mezclar jugo de coco y agua. En la foto la veis así de espesa porque es invierno; al aceite de coco ya sabéis que le pasa una cosa similar. 
Este jabón es una adaptación de este  Pandan Valley Soap (Jabón del Valle del Pandano) que encontré en la red. El Pandanus Amaryllifolius, una variedad específica del pandano, es una planta de hojas fragantes que se usan en la cocina oriental y que es la base de la receta. Sin embargo yo, sin pandano que llevarme a la boca ni a la mano, decidí hacer el jabón sin él...y me resultó mi querido jabón de crema de coco. 
De hecho, lo peculiar de este jabón para mí, lo que me llamó la atención, no fue que incluyera hojas de una planta, sino que para su elaboración se usara, en lugar de agua...crema de coco! 
Vamos pues con los ingredientes:
INGREDIENTES PARA EL JABÓN DE CREMA DE COCO:
              manteca de cerdo   420g             
aceite de oliva   187g
aceite de coco   187g
sosa cáustica     112g
leche de coco 298g .
Aceite esencial o fragancia a nuestro gusto
MATERIAL NECESARIO:
Recipiente resistente al calor  de un litro de capacidad (por ejemplo cristal tipo pyrex o acero inoxidable)
Espátulas de madera o plástico resistente para remover (yo uso un trozo de caña)
Olla grande para fundir los aceites y grasas
Batidora de mano
Bolsa grande de supermercado o similar
Cucharilla para medir las esencias o fragancias
Moldes para jabón
La leche de coco tenéis que ponerla el día antes en el frigorífico porque si está a temperatura ambiente al mezclarla con la sosa se recalienta mucho
Y ahora con la elaboración paso a paso. Por favor, no olvidéis seguir las medidas de seguridad que se explican aquí
En primer lugar haremos la mezcla de la  sosa con la crema de coco. Abrimos nuestra lata...

 
Y pesamos nuestros  298 gramos:

 
Bueno, esos dos de más valen por el resto que va a quedar en el recipiente...
A continuación pesamos la sosa:


Y unimos ambos ingredientes, vertiendo la sosa con cuidado sobre la crema de coco y removiendo sin salpicar, muy despacio y en un lugar aireado, apartando nuestro rostro de los vapores que suelta e intentando no inhalar. Removed un buen ratito para que se mezcle bien; el resultado será éste:


Notad que he puesto el recipiente dentro de otro, un barreñito de plástico. Lo hago porque aunque el cristal es resistente al calor, nunca se sabe: imaginad que se rajara... a Doña Sosa  no hay que perderle nunca el respeto. Este barreñito o lo que sea con el recipiente dentro ponedlo a muy, muy buen recaudo para que nadie tenga acceso a él y seguid con la elaboración del jabón.

Ahora lo que haremos será fundir al baño maría el aceite de coco. Supongo que se podrá hacer al microondas, pero yo no tengo.

Yo coloco un salvamanteles metálico en una olla grande y pongo encima el bote de aceite; así no toca directamente el metal. Luego vierto agua,  fuego fuerte y a esperar:



Mientras el aceite se funde, podemos ir pesando la manteca. En la foto solo veis 20 ridículos gramos aunque la receta pide 420. Es porque tenía una tarrina de 400 gramos entera, con lo que no hizo falta pesarla.


Después ponemos la balanza a cero...


...y seguimos pesando. Ahora le toca al aceite de coco....Huy! El visor de la balanza se apagó justo cuando hice la foto, pero hay la cantidad requerida tanto de coco como de oliva:

 
Ahora nos toca fundir la manteca. Yo aprovecho la olla en que he fundido al baño maría el aceite. Tiro el agua y pongo la manteca en ella. El calor conservado ayuda a fundirla más rápido y sólo hace falta ponerla unos instantes al fuego:

 
Una vez fundida la manteca, apagamos el fuego y ya podemos añadirle los aceites de coco y oliva que habíamos pesado.
Ahora, antes de ir a por la mezcla de sosa, vamos a asegurarnos de que lo tenemos todo preparado:


 
Ya lo veis: superficie protegida con periódicos, moldes limpios y untados (podéis mojaros los dedos en la olla misma de las grasas y aceites y ponéis una capita muy fina), batidora y al fondo, no se ve mucho, hay un bote de cristal con las botellitas de las esencias o fragancias abiertas. Con las manos enfundadas en guantes y una ocupada en sujetar la espátula no vamos a tener manera de abrir los frasquitos. Así que los ponemos abiertos dentro del bote y tapamos éste sin apretar nada, que la tapa pueda quitarse con una mano.
También veréis que hay un recipiente adicional a la derecha de la batidora: lo uso cuando quiero hacer dos jabones diferentes con una misma mezcla. Una parte la pongo en este recipiente y así la puedo aromatizar diferente del resto.


Y ahora...bueno, vamos a respirar un poco hondo porque toca enfrentarnos con Doña Sosa...
Mirad cómo encontraréis la mezcla: solidificada aunque blanda:

 
 
Pues bien: cogiéndola así a cucharadas y con mucho cuidado la vais de-po-si-tan-do (no tirando a lo bestia!) en la olla con las grasas:


Sí, sí...palabrita que eso son trozos de la mezcla de sosa y crema de coco...ahí me veis con la caña dándole caña....digo removiendo con muuuuuucho cuidado. La olla por supuesto ya está fuera del fuego, pero el calorcillo residual ayuda.

Hala pues, a tirar de batidora...a no ser que seáis de las fieles al método tradicional del interminable removido a mano. Observad que llevo mis guantes (sobre todo ahora son muy importantes); también me protejo los ojos con gafas-mascarilla.Como medida de seguridad adicional, coloco una bolsa sobre la olla e introduzco la batidora por un agujero hecho en la bolsa. Así, cuando la mezcla se está batiendo yo no la veo, para mirarlo detengo la batidora y echo un vistazo.


 
La mezcla ya aparece homogénea y con consistencia de crema de espárragos o de mayonesa más o menos espesa, según el tipo de jabón. Ya está preparada para añadirle la fragancia o esencia.
Aquí perfumando la mitad de la mezcla, en el recipiente aparte (usad un cucharón para traspasarla)

 
Una vez añadida la esencia o fragancia prohibido usar batidora, pero tenemos que mezclarlo bien con la espátula...o caña:

Una vez perfumada la mezcla, ya podemos verterla en los moldes:

 
Ahora, inmediatamente, tenemos que "abrigar" el jabón; esto se hace siempre excepto cuando llevan leche o miel. Yo cubro los moldes con papel film y a su vez lo envuelvo todo con una manta...y a esperar. 
Éste jabón en concreto no se hace esperar mucho: a las doce horas ya lo podemos destapar...y habrá cuajado. Lo desmoldamos con cuidado sobre papel film..

....y si la barra grande está aún blanda la dejamos hasta que la veamos preparada para ser cortada en pastillas.
Entonces, si queremos, le quitamos las partes "imperfectas"  y marcamos por dónde cortaremos:

¡Y cortamos! El desmolde y el corte son dos momentos cumbre en la vida del jabonero.....

 
 Y ya está...ya  tenemos nuestras pastillas preparadas para curarse...ahora paciencia, unas semanas...y nuestro jabón estará listo para usarse!

12 comentarios:

  1. Eres la reina de los tutoriales!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Lourdes, pero tampoco te pases...marquesa máximo! :-)))))

    ResponderEliminar
  3. Que no, que no, que marquesa se queda corto, es una pasada de tutorial, de estos que te dejan sin ninguna duda nada más verlo, Me encanta!!

    ResponderEliminar
  4. Noen, un tutorial estupendo,muy gráfico.
    Gracias por hacerlo. besos

    ResponderEliminar
  5. Si no nos sale el jabón es que somos muy torpes, porque lo has dejado todo muy muy clarito. Muchas gracias guapa, tengo que probarlo, pero no se donde comprar la leche de coco.Dormi2251

    ResponderEliminar
  6. Ana (DjNoviembre)2 de marzo de 2009, 9:36

    Gracias por el paso a paso, la verdad es que está muy interesante, yo iba a ser otra de las que te pidieran la receta de jabón con crema de coco.

    ResponderEliminar
  7. Bueno...muchas gracias a todas por vuestros comentarios...sobre la leche de coco: en realidad es un producto que se usa mucho en la cocina thailandesa, pero lo venden, al menos en mi ciudad, en bastantes tiendas chinas de las que tienen alimentos. O si no, lo tenéis en la sección de salsas y demás cosas más o menos exóticas, cerca del Tex-Mex, en El Corte Inglés. Besos!

    ResponderEliminar
  8. Estupendo el tutorial. El sabado tenian leche de coco en LIDL a 0,99 €. Creo que intentare hacerlo ya que tengo todos los ingredientes.

    ResponderEliminar
  9. Un paso a paso para que aprendamos las novatas. Muchas gracias. Paqui

    ResponderEliminar
  10. Madre mia tiene una pinta, que me dan ganas de comermelo, con lo que me gusta a mi el coco, ja,ja,ja
    La verdad es que había visto la receta con coconut cream pero nunca me había dado por hacerlo, después de ver el tuyo lo pongo en jabones pendientes.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Es la primera vez que hago jabones te felicito asta ahora nadie habia explicado tan bien y tan detallado como tu muchas gracias saludos desde New York

    ResponderEliminar

Si quieres comentar algo...